Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
escorts
Blog de henaescorts
03 de Diciembre, 2014    General

Mi regalo para David.



Pedimos dos cervezas y durante un rato hablamos de cosas banales, del día a día. Cuando estamos apunto de pedir otra nos quedamos en silencio y durante un segundo, o un año, o un siglo, o durante la distancia que separa dos galaxias... no soy capaz de recordarlo, pero ese momento en el que nuestros ojos se encontraron y no supimos que decir, supe que estaba perdida.

Mi tono de voz bajo y me acerque a ti. Por primera vez estaba tan cerca que pude olerte, pude notar el calor que desprendías. Mis labios quedaron a un centímetro de tu oreja, y te dije:

Tenia muchas ganas de verte.

Me separe y te mire a los ojos, sonriendo. Pusiste tu mano en mi rodilla y te acercaste a mi. Te acercaste a mi oreja y me dijiste:

Yo también, pelirroja,

No se si si fue tu tono de voz, o tu mano sobre mi pierna. Seguramente fueran las ganas de tenerte que estaba acumulando. Hacia mucho que nos deseábamos. Solo recuerdo que te bese, que nuestras bocas se unieron como si dos estrellas colisionara. Podría decir con total seguridad que nos elevamos del suelo, que nuestros cuerpo se han necesitado desde entonces.

Nos besamos escondidos entre la gente, hasta que los dos nos dimos cuenta que no era allí donde queríamos estar. Te cogí de la mano y nos lanzamos a buscar un taxi.

Vamos a mi casa-. Te dije.

Nos metimos en el taxi y nos volvimos a besar, esta vez con necesidad. Con urgencia.

Llegamos a la puerta de mi casa y a trompicones abrí, cuando cerré la puerta te abalanzaste sobre mi. Empezamos a desnudarnos a toda prisa y fuimos dejando un rastro de ropa hasta la habitación.

Cuando llegamos ya estábamos completamente desnudos. Nos tumbamos uno al lado del otro y nos abrazamos. Simplemente nos tocamos, necesitábamos sentir la piel del otro.

Poco a poco comenzamos a acariciarnos, pase la punta de mis dedos por tu cuello, por tu clavícula, por el lóbulo de tu oreja, y tras mis dedos fue mi lengua. Nos besamos sedientos el uno del otro, mi lengua recorrió tus labios, los mordió. Te hice mio.

Tu estabas ya muy duro, y yo, yo hacia mucho rato que estaba mojada. Me senté sobre ti, mientras tu estabas tumbado en mi cama. Pasaste las manos por mis caderas, subiendo hasta mis tetas. Y te lanzaste a lamer y morder mi pezones. Mi coño estaba justo encima de tu polla y comencé a moverme, a masturbarme contigo.

Comencé a gemir, se que podía sentir mis jadeos. Cuando estaba apunto de correme me separaste de ti y me diste la vuelta, mi culo quedo en tu cara y tu polla... justo a la altura de mi boca. Pase la punta de la legua por tu capullo y note como te estremecías a media que comenzabas a pasar la legua por mi coño. A chupar mi clítoris y follarme con la lengua. Abrí la boca ansiosa y metí todo lo que pude en mi boca, despacio comencé a salir mientras con mi lengua lamia la punta de tu polla.

Volviste a llevarme al limite, pero esta vez dejaste que me corriera en tu boca, como tantas veces me habías pedido. Te llenaste de mi, me corrí gritando tu nombre. Con cariño me diste la vuelta y comenzaste a besarme. Nuestros fluidos se mezclaron y poco a poco comenzaste a ponerte encima de mi. Pasaste la punta de tu polla por encima de mi coño aun palpitando por el orgasmo que me habías regalado con la boca y poco a poco comenzaste a metermela. Note cada centímetro de tu polla llenadome. No podría creérmelo, lo habíamos deseado tanto y estaba pasando. Disfrute de la sensación de plenitud que nos envolvía, disfrute de estar juntos sin importarme nada mas en ese momento.

Tu comenzaste a follarme cada vez mas rápido, notaba tus embestidas fuertes, mientras con una mano me acariciaba el clítoris. Cuando estaba apunto de correrme paraste de nuevo. Como te gusta torturarme. Me diste la vuelta a cuatro patas y comenzaste a masajear mi culo. Lo lamiste, y metiste dos dedos mientras tu polla volvía a follarme. Estaba apunto de estallar, y lo hice. Me corrí de una manera increíble.

Te merecías correrte de una manera increíble. Te tumbe en la cama y me puse a tus pies. Comencé a lamer tus testículos, tu polla... hasta que mi lengua llego a tu culo. Comencé a lamerte mientras con una mano te masajeaba la polla. Note como te excitabas tanto que poco a poco metí un dedo en tu culo, a la vez que comenzaba a comerte la polla con ansia. Te corriste gritando que era tu zorra. Y yo casi me vuelvo a correr al oír aquello. Me llenaste la boca de tu semen, que trague gustosa y lamí para no dejar nada... y te bese..
Palabras claves , , , , , ,
publicado por henaescorts a las 10:05 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Hena

escorts

» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Agosto 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (417)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad