Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
escorts
Blog de henaescorts
12 de Marzo, 2015    General

Fui infiel cuando peleabamos con mi esposo



tengo una estatura de 1.72 mt, soy morena clara, tengo ojos cafes, mis senos aun conservan su lozanía, son de un tamaño adecuado y tengo un trasero en forma de corazón, el cual luzco cuando puedo con pantalones apretados o faldas pegadas, me gusta que los hombres volteen a ver mi parte trasera, me calienta y aveces me masturbo pensando en los hombres que me desean en la calle.

Siempre desde niña he sido muy caliente, a los 13 un primo de mi padre me desfloró, a pesar que se aprovechó de mi, me lo hizo muy rico, me corrí varias veces en la primera vez Escorts panama Yo estaba un poco deprimida por el abandono de mi esposo, pero intentaba no demostrarlo, por orgullo. Mis amigas me consolaban y una de ellas me invitó un fin de semana a la playa, me dijo que varias parejas y chicos solteros irían a esa playa y que sería divertido, asi que tomé valor y acepté. Dejé mi hijo con mi madre, empaqué y me fui con ella.

Era una casa de playa enorme. Los anfitriones eran de mucho dinero, facilmente habíamos unas 20 personas en esa casa, todos distribuidos en las habitaciones. Mi amiga me presentó a varios amigos suyos, hubo uno que me llamó la atención y lo llamaré Marcelo, alto, musculoso y soltero, en su traje de baño se dibujaba una enorme pija, que sin estar erecta se miraba muy grande. Muchas chicas solteras mucho más jóvenes que yo se empezaron a disputar a Marcelo, pero yo notaba que su centro de atracción era yo y me miraba mi trasero a cada momento. Sentí morbo y atracción al mismo tiempo, me gustaba Marcelo y esta dispuesta a ponerle los cuernos a mi marido. Me puse mi traje de baño más sensual y atrevido que tenía, dejaba la mitad de mis nalgas descubiertas, no tardó Marcelo en caer en mi trampa y el intentaba charlar conmigo, finalmente yo fui su centro de atracción y de atenciones.

En la casa había bebidas al por mayor, con Marcelo tomamos tequila y eso nos puso más cachondos. Por la noche, ya con parejas, hombres y mujeres ya entonados por el licor, alguien decidió que nos tiráramos a la piscina y todos acabamos en la piscina. Otros propusieron que nos quitaramos la ropa y permaneciéramos en la piscina Prepagos panama Yo con disimulo, hice mi brazo hacia atras y con la mano palpé su verga, era muy grande como había imaginado, estaba dura como la madera, la tomé con la mano y la apreté, Marcelo respondió poniendo uno de sus dedos en la entrada de mi vagina y haciendo pequeños círculos en la entrada de mi vagina, era muy excitante todo, al parecer nadie se daba cuenta en ese momento de nuestros juegos sexuales. En eso Marcelo se acerca a mi oreja y me dice que me espera en su habitación en 15 minutos, me dice la ubicación de la habitación dentro de la casa. Toma su calzoneta y se la coloca y sale de la piscina, se le nota un enorme bulto en ella. Luego de unos minutos, hago lo mismo, me pongo mi traje de baño y salgo de la psicina también, hago como si me fuera servir un trago en el bar que está adentro de la casa, pero sigo, subo unas escaleras, y llego a una habitación, abro la puerta y alli está Marcelo, esta acostado en una cama grande, solo tapado con una delgada sabana, sé que esta desnudo abajo y se nota su enorme bulto en las sabanas. Me dice que cierre la puerta, lo hago y me invita a meterme a la cama, camino hacia él y ahora me dice que quiere que me quite el traje de baño frente a él, lo hago de forma muy sensual, primero la parte de arriba, mis tetas son observadas por él, luego me bajó la parte inferior del traje de baño y le muestro mi chuchita, con la que él jugaba en la piscina.

Marcelo abre las sabanas y deja descubierta su verga, esta empalada, el la toma con una de sus manos y la pajea varias veces, me dice que me acerque, me meto a la cama a horcajadas, el toma su verga con la mano la pone vertical y me la ofrece, yo llego a ella y le paso la lengua por el tronco y luego le chupo la cabeza hinchada, luego le doy besitos en la punta y la meto en mi boca para chuparla, veo que Marcelo cierra sus ojos mientras comienzo a mamarla despacio. Ahora yo tomo la verga con una de mis manos y le paso la lengua por todo lo largo hasta llegar a la punta y luego la vuelvo a engullir para mamarla otro rato. Marcelo empieza a gemir y me dice que le gusta lo que le hago. Después de un rato me dice -ponme tu panochita aqui!-, dándome a entender que quería una 69 en ese momento, asi que comienzo a virar mi cuerpo y quedo montada sobre él en forma inversa, le pongo mis piernas abiertas sobre su rostro, él me atrapa los muslos y me jala hacia su boca, siento sus labios bucales apoderarse de mis labios vaginales, siento su lengua lamer y meterse entre mis pliegues vaginales, ohhhh!!, me estremezco, tome su verga y la meti en mi boca de los puros nervios y comencé a mamarsela con mucha energía metiéndomela y sacándola de mi boca. Marcelo tenía ya su rostro entre mis muslos y mamaba tanto mi panocha escorts madrid Luego Marcelo se fue incorporando, yo me quedé como estaba en cuatro patas, él se puso atras de mi, tomó mis nalgas con sus manos y agachándose lamió mi orto y mi panochita, probó mis jugos de nuevo, pues yo me mojaba a cada rato, luego puso su enorme verga en la entrada de mi vagina y me penetró, sentí como su duro tronco fue abriendo mi chuchita y metiéndose hasta lo más profundo, tuve que emitir un quejido cuando su verga llegó a su fin, por primera vez en mi vida, sentí que su verga topaba contra mi útero, luego comenzó a moverse adentro y afuera de mi parte íntima, no pude evitar empezar gemir de placer, me llenaba totalmente su verga dentro de mi. Yo estaba que desfallecía de placer, puse mi rostro contra la superficie de la cama dejando arriba únicamente mi parte trasera que era cogida duramente por Marcelo. Comencé a tener, minutos más tarde, otro tremendo orgasmo, al mismo tiempo que Marcelo insertaba su dedo pulgar dentro de mi culito haciéndome delirar de excitación.

Me estuvo cogiendo duro por momentos, Marcelo se colocaba de pie agachado me tomaba de las caderas y me penetraba con fuerza, luego entraba con mayor rapidez dentro de mi panochita, en eso oí un quejido que salió de su boca y gritó que se corría, luego sentí su semen caliente depositarse en mi vagina, gritaba y bombeaba su verga en mi panocha, lo hizo varias veces hasta sacarse hasta la última gota.

Yo caí derrumbada sobre la cama con la vagina llena de su leche. Crei que descansaríamos un rato, pero no fue asi, se subió sobre mi y me besó el cuello, luego su lengua pasó por mi espalda, después me besó y lamió las nalgas, las abrió y sus dedos comenzaron a manosear mi redondo ano, insertaba sus dedos en mi orto y los sacaba, parecía que me estaba moldeando y probando la capacidad de mi culo, y es que el sexo anal no es extraño para mi, varios de mis novios y mi ahora marido lo han penetrado a su gusto. Entonces tomó su verga que aún permanecía bastante dura y me colocándome en mi ano comenzó a empujar su verga tomada con su mano, sentí como la cabeza de su verga fue introduciéndose en mi culito, sentí como abría mi esfínter y luego empujando más se deslizaba en mi recto, gemí y le pedí que se fuera despacio, él ya no empujaba tan fuerte, sino que lo fue haciendo pausado, me besaba el cuello y la espalda un momento y en otro introducía otra parte de su verga en mi culo, despacio y sin prisa su falo se fue perdiendo dentro de mi estrecho agujero, cuando me había penetrado más de la mitad de su largo tronco, Marcelo se puso a pistonear su verga en mi orto, poco a poco fui sintiendo placer, pues Marcelo no dejó un solo instante de decirme cosas bonitas al oído y de besarme las orejas y la espalda con dulces besos y lengüetazos.

Abrí más las piernas para facilitarle la introducción de toda su verga en mi culo, luego de un rato más, sus huevos chocaban contra mis nalgas, lo cual quería decir que me la tenía toda adentro de mi colita. Ahora lo que vino a continuación fue puro placer, pues su verga me llegaba a lo más profundo de mi recto, donde nadie había llegado nunca. Los dos comenzamos a gemir casi al unísono. Marcelo me decía al oído que tenía un culo fantástico, que lo estaba gozando como nunca, yo le contestaba que también la estaba pasando fenomenal.

Al rato me pidió que cambiáramos de posición, al parecer se estaba agotando, entonces se puso acostado y yo me fui acomodando encima de él, me iba a poner su verga en la panocha, pero él me dijo que quería cogerme de nuevo por el culo, o sea quería que lo cabalgara con su verga en mi ano. Yo nunca antes había cabalgado a alguien enganchada por el culo. El agarró su verga con la mano y la puso parada y yo fui acomodando mi culito sobre ella. Como mi ano ya estaba dilatado no hubo mucho problema para introducirla de nuevo dentro de mi culito. Me acomodé bien y luego me puse a jinetearlo, su verga se acomodó en mi recto, después de eso, él me tomó con sus manos las nalgas para aferrarse y darme más profundo sus pistonazos. Pasaron pocos minutos para que nuevamente me hiciera delirar de placer, me fue llevando lentamente a otro climax, yo sentía como si verga me llegara al estómago, me corrí como nunca lo había hecho cogida por el culo, parecía como si la habitación daba vueltas, era un tremendo orgasmo esta vez, a los pocos segundos después, sentí una corriente de esperma caliente inundar el interior de mi recto. Que forma de correrse dentro de mi culito!, no había dejado de eyacular y ya me salía su esperma por el ano escorts barcelona

Los dos quedamos acostados, uno al lado del otro, agotados de coger. Descansé poco, pues mi amiga podía estar buscándome y no quería quedar en evidencia de que estaba en la habitación de un hombre soltero. Marcelo todavía me rogó para que me quedara un rato más, pero le dije que no podía.

Al otro día, amanecí con una resaca de la noche anterior, parte de la resaca era moral, pues me había acostado con un hombre siendo casada, aunque todavía no definía mi situación con mi esposo. Pero no me arrepentía del polvo con Marcelo, había estado muy deliciosa esa parte.

Durante el otro día, Marcelo no quería separarse de mi, solo que teníamos que disimular ante los demás, pues algunos conocían a mi esposo. En la piscina, él tocaba mi sexo y yo su paquete debajo del agua. Nos calentamos de nuevo y decidimos ir a nadar al mar y allí en la oscuridad me volvió a besar y a mamar las tetas, nos alejamos de donde estaban todos y nos acostamos en la arena, nos besamos y dabamos vuelta en la arena blanca, no se como hicimos para quitarnos los trajes de baño mientras rodabamos en la arena desnudos, de pronto quedé debajo de él, sin usar las manos Marcelo me volvió a penetrar, su verga me entró sin problemas pues yo estaba muy mojada, él me cogió diferente, casi no nos movíamos, solo nos manteníamos abrazados y besándonos, él dejaba mi boca solo para chupar mis pezones, su verga dentro de mi vagina con poco movimiento, solo nuestras pelvis mantenían nuestros sexos juntos, aún asi era muy rico el sexo, yo no dejaba de gemir. Era tan excitantes esos momentos, que me mojo solo de recordarlo. Me corrí como una ramera.

Luego de un gran rato, yo quedé arriba y me puse sentada sobre su verga y lo terminé de cabalgar mientras las olas llegan apenas a nosotros, lo hice eyacular de nuevo adentro de mi chuchita. Luego me puso debajo estando yo boca abajo y el encima de mi, sentí como su verga se abría paso entre mis nalgas buscando ansioso mi agujerito negro, mi culito. Abri las piernas para facilitarle su trabajo. En pocos segundos, me ensartó rico el culo con su larga, gorda y rica verga, me culeo despacio, no había prisa, estuvimos unos veinte minutos asi, el entrando y saliendo despacio y profundo de mi colita, hasta que llegó a otra corrida al igual que yo. Luego regresamos a la casa de playa, nos miramos y no se como sabíamos que no nos veríamos de nuevo.

Me fui al otro día sin despedirlo, no se había levantado todavía. De alguna forma sabía que ese idilio no era real. 
Ahhh! se me olvidaba!, regresé con mi esposo, quien desconoce lo que hice ese fin de semana. Ahora soy más abierta y más liberal en el sexo. No descarto la posibilidad de otra aventura en mi matrimonio.






Palabras claves , , , , , ,
publicado por henaescorts a las 10:46 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Hena

escorts

» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Junio 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (417)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad